La migración oceánica de la tortuga laúd


Los movimientos de los animales marinos en el mar abierto se ven afectados por las corrientes marinas, que pueden desviarlos de sus rutas. Es particularmente interesante el caso de la tortuga laúd, Dermochelys coriacea, que deambula durante años por el océano en busca de presas planctónicas, frecuentemente transportadas por las corrientes marinas a lo largo de grandes distancias. Sin embargo, regresan a áreas específicas para anidar cada 2 a 3 años.

Buscan su alimento en los sistemas de corrientes marinas, por lo que se ven muy afectadas por la deriva de las corrientes, hasta el punto de ser transportadas pasivamente por ellas durante períodos prolongados. Aún así, retornan a las mismas zonas costeras para anidar cada pocos años lo que demuestra que efectúan una navegación precisa con independencia del efecto que tienen sobre ellas las fuertes corrientes.

Se desconoce cómo lo logran, aunque quizás utilicen mecanismos de orientación y navegación semejantes a los descubiertos en otras especies de tortugas marinas, como Caretta caretta. Con la tortuga laúd no se han efectuado aún experimentos, como ensayos en arenas circulares y desplazamientos experimentales, fundamentalmente debido a que resulta realmente complicado trabajar con un animal tan grande. Posiblemente, la aplicación de la telemetría por satélite, pueda aportar en el futuro datos sobre sus estrategias de orientación y navegación.

Sale, A., & Luschi, P. (2009). Navigational challenges in the oceanic migrations of leatherback sea turtles. Proceedings. Biological sciences / The Royal Society, 276(1674), 3737-3745.

About these ads

Acerca de Francisco Javier Diego-Rasilla

Ph.D. in Biological Sciences. Enjoy teaching and making science. Ongoing research: reptile and amphibian conservation, behavioural studies of amphibians and reptiles, orientation behaviour, magnetic cues in orientation,...
Esta entrada fue publicada en Herpetología, Orientación y migración y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.