Orientación acústica en el tritón jaspeado.


A veces es mejor estar callado y no hacer ruido si uno quiere saber lo que sucede a su alrededor. Esto fue lo que pensamos hace ya algunos años mientras tratábamos de localizar, bien entrada la noche en el Páramo de la Lora (Burgos), una charca en la que capturar unos tritones con los que realizar un nuevo experimento. Lo cierto es que estábamos un tanto desorientados en aquella noche oscura, porque dedicarse a investigar cómo se orientan los animales no es garantía de ser capaz de hacerlo uno mismo. Mientras estábamos ocupados en la búsqueda de la charca llegó hasta nosotros el canto de los sapos que se reproducían en ella, así que caminando hacia el origen del sonido logramos nuestro objetivo.

Realmente aquello no fue algo extraordinario, pero de algo tan elemental nació una simple idea: ¿Usarían los tritones en sus migraciones hacia las charcas en las que se reproducen una estrategia similar para llegar a su destino?. En principio, la idea no parecía tan descabellada, salvo por el hecho de que los tritones carecen de oído externo y medio, y además no parecen utilizar la comunicación acústica. Aunque en numerosas ocasiones hemos comprobado que los tritones alpinos (Mesotriton alpestris) y los tritones palmeados (Lissotriton helveticus) emiten un sonido de defensa corto y agudo al ser capturados. Por otro lado, el hecho de que una especie pudiera utilizar los sonidos emitidos por otra como referencia para orientarse, aportaba mayor complejidad a nuestra hipótesis, haciéndola aún más sugestiva.

La ausencia de oído externo y medio no es un problema, ya que sí poseen oído interno, que puede procesar el sonido. De hecho, un año antes de que iniciáramos nuestra investigación se publicó un trabajo (Hetherington, 2001) que demostraba que la pared corporal de los tritones puede participar en la recepción del sonido, especialmente en el caso de las frecuencias relativamente bajas (desde 1600 a 2500 Hz en tritones pequeños y de 1250 a 1600 Hz en salamandras de mayor tamaño). El sonido hace que el pecho de los tritones vibre y la vibraciones son transportadas por el aire desde los pulmones hasta el oído interno, donde son procesadas.

hwal-kSDM8iI9i5o-original

Realizamos experimentos de orientación en los que presentamos a tritones jaspeados (Triturus marmoratus) cantos de dos especies de sapos:

  • Sapo corredor (Bufo calamita), especie con la que los tritones compartían la charca en la que se reproducían.
  • Sapo verde (Bufo viridis), especie con la que los tritones no podían estar familiarizados, dado que no se encuentra en la Península Ibérica.

Durante los ensayos, liberamos a los tritones de uno en uno en una arena circular mientras sonaba en su exterior un coro de sapos corredores o de sapos verdes, con la intención de determinar si los tritones exhibían una orientación fonotáctica positiva. Los resultados no pudieron ser más interesantes puesto que los tritones jaspeados se orientaron hacia los cantos de los sapos corredores, pero no hacia los de los sapos verdes.

Nuestro estudio (Diego-Rasilla & Luengo, 2004) fue el primero en proporcionar evidencias de que los tritones pueden reconocer los cantos de otras especies que les resultan familiares, mostrando una fonotaxis positiva hacia ellas. Nuestros resultados indican que los tritones jaspeados pueden utilizar los cantos de B. calamita para localizar las charcas de reproducción.

Diego-Rasilla, F. J. & Luengo, R. M. (2004). Heterospecific call recognition and phonotaxis in the orientation behavior of the marbled newt, Triturus marmoratus. Behavioral Ecology and Sociobiology, 55(6), 556-560. doi: 10.1007/s00265-003-0740-y.

Hetherington T (2001) Laser vibrometric studies of sound-induced motion of the body walls and lungs of salamanders and lizards: implications for lung-based hearing. Journal of Comparative Physiology A 187:499–507

Acerca de Francisco Javier Diego-Rasilla

Ph.D. in Biological Sciences. Enjoy teaching and making science. Ongoing research: reptile and amphibian conservation, behavioural studies of amphibians and reptiles, orientation behaviour, magnetic cues in orientation,...
Esta entrada fue publicada en Etología, Herpetología, Orientación y migración y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Orientación acústica en el tritón jaspeado.

  1. woodpecker dijo:

    ¡Un experimento chulísimo! Me surgen unas preguntas… Si se orientan por el sonido (al menos en parte) ¿sus desplazamientos están condicionados siempre por la presencia de otros ejemplares/especies de anfibios o son capaces de colonizar charcas despobladas? Si fuera el primer caso, se me antoja que presentarían una capacidad de dispersión muy baja ¿no? Además, localizar las charcas reproductoras por el sonido de los calamitas no garantiza que tengan churris con las que aparearse (¿o sí?). ¿Habéis pensado en repetir el experimento pero esta vez con hembras en alguna de las charcas como control?.

    En cualquier caso, me alegro de haber localizado tu blog (di con él recientemente). A parte de muy interesante y divertido, creo que es positivo que la investigación en biología abra ventanas al público genérico. Animo y un saludo.

    • Gracias por tus comentarios.
      La orientación por el sonido, es una más entre las diversas estrategias que los tritones pueden utilizar para orientarse. Hay que tener en cuenta que los ejemplares adultos suelen acudir cada año al mismo punto de reproducción y suelen ser los animales más jóvenes los que más contribuyen a la dispersión. La idea es que cuentan con un sistema de orientación multisensorial, de modo que utilizan diferentes tipos de estímulos (magnéticos, celestes, acústicos, químicos…) para guiarse hacia los medios acuáticos en los que se reproducen; la cuestión es lograr demostrar que utilizan unas u otras especies.
      En lo que respecta al uso de estímulos acústicos, no considero que sea la estrategia más importante para retornar a la charca en la que ya estuvieron en años anteriores, aunque podría jugar un papel importante favoreciendo la dispersión y colonización de nuevos medios. Dado que la eficacia de las señales acústicas para su uso en la orientación hacia las charcas de reproducción está limitada por la distancia a la que se encuentran, se orientarían hacia ellas basándose en estímulos más fiables, como el campo magnético terrestre, por ejemplo, y los cantos de los anuros les servirían de referencia durante la aproximación final, cuando ya se encuentran cerca de su destino.
      En cualquier caso, tengo intención de profundizar en este asunto en próximas entradas del blog, ya que hemos hecho más experimentos en relación con este tema.

Los comentarios están cerrados.