¿Es la orientación acústica de los tritones una conducta aprendida?. Experimentos con el tritón palmeado


Cada vez que hallamos una respuesta a nuestras preguntas sobre la naturaleza encontramos además una variedad de nuevos interrogantes. Cuando descubrimos que los tritones jaspeados eran capaces de orientarse hacia los cantos de los sapos con los que compartían la charca a la que acudían cada año a reproducirse (véase el artículo), nos preguntamos  (1) si esto podrían hacerlo otras especies de tritones, (2) si se trataba de una conducta aprendida y (3) si dos poblaciones distintas de una misma especie de tritón responderían de igual forma a determinados estímulos acústicos. Pusimos manos a la obra y diseñamos una serie de experimentos con la intención de lograr responder a las tres preguntas.

Esta vez investigamos el uso de estímulos acústicos como estrategia de orientación en el tritón palmeado (Lissotriton helveticus). La cuestión era estudiar dos poblaciones de tritón palmeado que compartieran su hábitat con dos poblaciones de anuros diferentes, y comprobar si su respuesta a los cantos de estos anuros difería entre ambas poblaciones.

No fue difícil dar en Cantabria con dos poblaciones de tritón palmeado que cumplieran los requisitos que precisábamos. Elegimos una población de tritones que habita en una zona de media montaña en el Parque Natural Saja-Besaya, y una población que se reproduce en una charca del valle de Buelna, distantes la una de la otra algo más de 9 km. Los tritones estudiados en el Parque Natural Saja-Besaya se reproducen en una charca también utilizada para este fin por numerosas ranas bermejas (Rana temporaria), mientras que los del valle de Buelna comparten su charca con una población de rana común (Pelophylax perezi). Por supuesto, los tritones de la montaña no comparten su hábitat con ranas comunes, ni los del valle con ranas bermejas.

Realizamos dos experimentos diferentes; el primero de los experimentos de orientación consistió en presentar a los tritones palmeados de la población de la montaña tres tipos de estímulos acústicos:

  • Un sonido control (ruido blanco).
  • Un estímulo acústico familiar para los tritones (cantos de rana bermeja).
  • Un estímulo acústico que no fuera conocido por ellos (cantos de rana común).

En el segundo experimento presentamos a los tritones del valle tres tipos de estímulos acústicos:

  • Un sonido control (ruido blanco).
  • Un estímulo acústico familiar para los tritones (cantos de rana común).
  • Un estímulo acústico que no fuera conocido por ellos (cantos de sapo corredor, Bufo calamita). La población más cercana de esta especie se encuentra a unos 30 km.

Todos los cantos que les presentamos a los tritones durante el experimento fueron obtenidos de la Guía sonora de las ranas y sapos de España y Portugal (ALOSA, sonidos de la naturaleza), grabados en poblaciones situadas a varios cientos de kilómetros de distancia.

El protocolo de los experimentos es relativamente complejo, por lo que no lo detallaré aquí, pero es posible leerlo en la publicación que elaboramos, cuyo enlace aparece al final de este texto. Lo importante fueron los resultados:

  1. Los tritones palmeados (L. helveticus) se orientaron siguiendo los cantos de rana común (P. perezi) solamente cuando ambas especies compartían el mismo hábitat, orientándose al azar si esto no era así.
  2. Los tritones de ambas poblaciones se orientaron al azar ante el sonido control y ante los cantos de los anuros que no les resultaron familiares (los cantos de rana común en el caso de los tritones de la montaña y los cantos del sapo corredor en el caso de los del valle).
  3. Los tritones palmeados (L. helveticus) que compartían su charca con ranas bermejas (R. temporaria) se orientaron al azar en relación con los cantos de esta especie de rana.

Nuestra investigación sugiere, por primera vez, que el reconocimiento por los urodelos de los cantos de los anuros que les resultan familiares podría ser aprendido, ya que los cantos de rana común sólo fueron reconocidos por los tritones palmeados de la población que compartía su hábitat con esta especie de rana. Por otro lado, los cantos de rana bermeja no pueden ser utilizados por los tritones palmeados de la población del Parque Natural Saja-Besaya para guiarse hacia las charcas de reproducción, porque las ranas efectúan la mayoría de las puestas desde principios de enero hasta comienzos de febrero, mientras que la mayoría de los tritones comienzan su migración hacia la charca hacia finales de marzo, aunque normalmente no son realmente abundantes hasta el comienzo del mes de mayo.

Diego-Rasilla, F. J. & Luengo, R. M. (2007). Acoustic orientation in the palmate newt, Lissotriton helveticus. Behavioral Ecology and Sociobiology, 61(9): 1329-1335.

Acerca de Francisco Javier Diego-Rasilla

Ph.D. in Biological Sciences. Enjoy teaching and making science. Ongoing research: reptile and amphibian conservation, behavioural studies of amphibians and reptiles, orientation behaviour, magnetic cues in orientation,...
Esta entrada fue publicada en Etología, Herpetología, Orientación y migración y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.